viernes, 17 de mayo de 2019

Publicación # 4


ENVEJECIMIENTO PREMATURO, OXIDACIÓN CELULAR…CONTAMINACIÓN.
En estos momentos la contaminación atmosférica está dañando su piel, envejeciéndola prematuramente y alterando el ADN de sus células. Y lo peor es que está usted completamente rodeado por elementos tóxicos. El dióxido de carbono de los escapes de los coches, el humo que llega de las fábricas, los hidrocarburos producidos por la quema de materia orgánica, el polvo procedente de los incendios forestales, las partículas en suspensión que emiten los sistemas de calefacción…

A estos elementos nocivos hay que sumar el ozono troposférico, un gas que surge a ras del suelo como resultado de una serie de reacciones químicas producidas por la contaminación en presencia de la luz solar y que, lejos de protegernos de las radiaciones del sol como hace este mismo gas cuando forma parte de las capas más altas de la atmósfera, es realmente peligroso para la salud de la piel.

Son muchos los elementos que envenenan la atmósfera. La contaminación afecta también a los pueblos pequeños, que en las últimas décadas han visto cómo su estilo de vida se veía alterado con la aparición de autopistas cercanas, polígonos industriales, centros comerciales o gasolineras.

La contaminación envejece 

Cuando las sustancias tóxicas del aire contaminado entran en contacto con la piel se activa un compuesto presente en sus células, el AhR (Receptor de Hidrocarburos Aromáticos). En circunstancias normales, este compuesto permanece atrapado por un complejo de proteínas, pero cuando la contaminación lo activa, escapa del complejo, migra hasta el núcleo de la célula y activa los genes responsables de la producción de radicales libres, decir "radicales libres" equivale a decir "envejecimiento prematuro".

Las consecuencias para la piel por la exposición a la contaminación son:

Aparición de arrugas y pérdida de colágeno.
Reducción de los niveles de vitaminas E y C, los principales antioxidantes de la piel.
Sequedad e irritación, debida a la destrucción de la película hidrolipídica que protege la piel.
Perturbación de la microflora presente en la piel.
Estrés oxidativo y cambios en el proceso de renovación celular.
 
La contaminación es un problema que nos afecta a todos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), nueve de cada diez personas del mundo viven en algún lugar que sufre estos efectos.
 
Existen una serie de pautas que usted puede llevar a cabo para detener el deterioro de su piel, como consumir alimentos ricos en antioxidantes, beber mucho líquido, dejar de fumar o evitar la exposición prolongada al sol.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deje su Comentário...